La noche estrellada, V.Van Gogh

por Inmaculada Vico López

Sólo logro vender una pintura al óleo a lo largo de su vida, Viñedo rojo (1888), comprado por la pintora Anna Boch en la Exposición de Bruselas del grupo Les XX (1890). Ya en octubre de 1888 escribía a su hermano Theo,

“Y no puedo hacer nada, ante el hecho de que mis cuadros no se vendan. Llegará un día, sin embargo, en que se verá que esto vale más que el precio que nos cuestan la pintura y mi subsistencia, de hecho, muy pobre.” (25 de octubre de 1888).

Pero su influencia ha sido indiscutible desde su muerte, tanto en el ámbito pictórico sobre todo en el movimiento expresionista como en otros campos como el musical, el cinematográfico o el literario.

“ …si quisiera y pudiera aprender algo de los otros y hasta recibir préstamos de su técnica, continuaría siempre mirando con mis propios ojos y teniendo mi propia manera de concebir”.

“…creo en la necesidad absoluta de un nuevo arte del color, del dibujo y de la vida artística”.

Ante estas palabras del propio pintor, sobre la necesidad de crear un nuevo arte del color y del dibujo,es imprescindible analizar la influencia que tuvo sobre su técnica pictórica el “japonismo”(influencia de las artes niponas en las occidentales).

A mediados del siglo XIX, Japón abrió sus fronteras comerciales, lo cual implicó la llegada del arte nipón a occidente. Las exposiciones universales de Londres (1862)  o la de París(1867), contribuyeron a su difusión. Con ambas exposiciones, el arte del japonismo quedaría consolidado.

Otro medio de gran difusión del Japonismo fueron las revistas ilustradas que acompañaban sus textos con grabados y fotografías.

Título de la página de Le Illustré París : Le Japon 04 de mayo 1886, N º 45-46

Este episodio de la revista francesa París Illustré se dedica por entero a Japón. El texto de Tadamasa Hayashi, un autor japonés que vivió en París, describe la historia de Japón, el clima, las costumbres, la educación, la religión, las artes y el carácter de los japoneses. Van Gogh, que ha estado en Amberes se había familiarizado con los grabados japoneses, la imagen utilizada en la portada, un ukiyo-e de Kesai Eisen, le inspira para su pintura La Cortesana  (1887).

Desde entonces los ukiyo-e, o xilografías japonesas (grabado policromo,que se caracterizaba por la captación de escenas espontáneas), se convirtieron en fuente de inspiración para muchos pintores, comenzando por los impresionistas, continuando con los postimpresionistas y modernistas de finales del siglo XIX, y por último por  las vanguardias del siglo XX, fundamentalmente por los cubistas,como recursos liberadores de las convenciones academicistas.

Lo que realmente llamaba la atención de los artistas occidentales no eran los planteamientos narrativos o iconográficos, sino su grafismo constructivo y su extrema sensibilidad hacia la naturaleza, también la forma de tratar las sombras o la asimetría fotográfica de sus encuadres.

Emile Bernard decía que había descubierto la compartimentación (cloisonnisme) en los crespones japoneses.

Varias obras de van Gogh imitan el estilo y los temas ukiyo-e. El retrato de Le Père Tanguy, muestra seis diferentes ukiyo-e en la escena del fondo, incluidala La cortesana.

O las siguientes inspiradas en las ukiyo-e de Hiroshige,

Pero no sólo tuvo esta influencia directa del ukiyo-e sobre su obra, sino una asimilación técnica en toda su concepción pictórica, y que podemos observar en La noche estrellada,

-La pasión por la naturaleza. En una carta comenta a su hermano Theo, 

“¿no es casi una verdadera religión lo que nos enseñan los japoneses tan simples, y que viven en la naturaleza como si ellos mismos fueran flores?…nos es preciso volver a la naturaleza, a pesar de nuestra educación y nuestro trabajo en un modo convencional”.

-La utilización de colores planos y vibrantes.

-El predominio de líneas claras, descriptivas y decorativas. Nuevamente comenta a su hermano Theo,

“Envidio a los japoneses, la extrema limpieza que tienen en ellos todas las cosas. Es algo que jamás aburre, ni parece nunca hecho a la ligera. Su trabajo es tan simple como respirar y hacen una figura con unos trazos seguros con la misma facilidad, ….es preciso que llegue a hacer una figura en pocos trazos”(antes de septiembre de 1888).

-Uso de las línea para crear sensación de volumen, sin necesidad de sombras, para resaltar el color puro.

-La libertad de composición, organizada en ejes diagonales. Es el encuadre fotográfico asimétrico(el motivo principal no centrado), que crea impresión de movimiento, y ausencia de perspectiva.

-En ocasiones, las manifestaciones artísticas están impregnadas de un halo religioso-espiritual.

-Centrado en temas del paisaje en sus diferentes estaciones del año o diferentes horas del día.

En resumen, el japonismo en Van Gogh supuso  el uso de colores planos y el abandono voluntario, aunque no absoluto, de las leyes de profundidad, de las luces y las sombras.

Ha sido muy difícil decidirse por una de sus obras. Realizó más de 900, en una carrera frenética y apasionada por la pintura,

“…Tengo una continua fiebre de trabajo” (9 de abril de 1888)

“ ….trabajo como un verdadero poseso, un furor sordo de trabajo, más que nunca” ( 6 de septiembre de 1889.)

Finalmente me decidí por La noche estrellada (La Nuit Étoilée), pintado en junio de  1889; es un óleo sobre lienzo, de medidas 72 x 92 cm; actualmente se encuentra en el Museo de Arte Moderno de  New York (MOMA).

La noche estrellada (La Nuit Étoilée o Le ciel étoilé) es uno de los muchos cuadros que Van Gogh vislumbró desde la ventana de la clínica de Saint-Rémy, donde se encontraba internado en 1889, victima de una profunda crisis depresiva.

“Y provisionalmente deseo quedar internado; tanto para mi propia tranquilidad, como para la de los demás”. (21 de abril de 1889).

Quizás, lo que más me atrajo fue el dinamismo y esa pincelada enérgica que mantiene nuestros ojos en continuo movimiento.

“Lo que deseo, es que todo sea redondo y no haya de ningún modo ni principio ni fin en la forma, sino que haga un conjunto armonioso de vida.”

No busca una representación óptica sino provocar  emociones en quien la contempla…..

“ Porque no quiero reproducir exactamente lo que tengo delante de los ojos, sino que me sirvo arbitrariamente del color para expresarme con más fuerza” (9 de agosto de 1888).

….y reducir la representación pictórica a lo esencial eliminanado lo vanal,

 “Yo busco ahora exagerar lo esencial, dejar en lo vago expresamente lo trivial..” (26 de mayo de 1888).

Desde su llegada a Arles, el 8 de febrero de 1888, la representación de los “efectos de la noche” constituyen una preocupación constante para Van Gogh, 

“La cuestión de pintar las escenas o efectos de la noche en el lugar y la noche misma, me interesan enormemente “. (10 de septiembre)

La temática nocturna ya fue abordada por el pintor en Arlés ( Terraza de café de noche y en París (Noche estrellado sobre el Ródano). Predominan ya los azules: azul de Prusia, ultramarino o de cobalto.

“Te escribo desde Saintes-Maries, a orillas del Mediterráneo…..El cielo de un azul profundo estaba manchado de nubes de un azul más profundo que el azul fundamental de un cobalto intenso, y de otras de un azul  más claro, como la blancura azulada de las vías lácteas. En el fondo azul las estrellas centelleaban clasra, verdosas, amarillas, blancas rosas, más claras, más bien diamantinas como piedras preciosas…” (6 de junio de 1888).

 En abril de 1888, escribe a su hermano Théo: “Necesito una noche estrellada con cipreses o, tal vez, por encima de un campo de trigo maduro”.

En junio, confía al pintor Emile Bernard: “Pero, cuándo haré el cielo estrellado, ese cuadro que siempre me preocupa”.

Y, el 8 septiembre de 1888, evoca el mismo tema en una carta a su hermana: “A menudo me parece que la noche es mucho más viva y de colorido más rico que el día”. 

 El mismo mes de septiembre realiza por fin ese proyecto que tanto le obsesiona, La Nuit Étoilée o Le ciel étoilé, sin olvidar las impresiones del cielo estrellado de  Saintes-Maries

Esta obra, La noche estrellada (1888) junto con Los lirios (1889)fueron presentadas por el pintor en el Salón de los Independientes, exposición celebrada en París en 1889.

Previamente a la pintura realizó un dibujo en tinta, que actualmente se encuentra en el Museo de arquitectura de Moscú,

Descripción de la obra

Hay en la obra una doble representación:

– Una real, que se corresponde  con el paisaje ondulado de los montes Les Alpilles, y de la situación de los astros en el cielo, donde quedan perfectamente reflejados la constelación de Aries, la Luna y Venus.

-Y otra imaginaría que se correponde con el pueblo sobre el lugar donde realmente solo existen algunas casas de campo aisladas. La aldea, por tanto, se inventa parcialmente, y la torre de la iglesia evoca la patria de Van Gogh, los Países Bajos. Los olivos, son igualmente fruto de su imaginación y la memoria.

Incorpora dos elementos reales, pero desplazados de lugar, que juegan un papel importante en la interpretación del cuadro:

– los cipreses, árboles que rodeaban el monasterio y, que él podía ver lateralmente desde su habitación en una planta alta,y en primer plano, con una perspectiva similar a la que aparece en el cuadro.

-y la iglesia que, según Boime, se trata de Saint Martín, situada al Norte del hospital, y no al Este como lo pinta Van Gogh.

Elementos visuales

La línea del horizonte de dirección diagonal, está baja, confiriendo todo el protagonismo al cielo.

Los cipreses del primer plano, junto con la torre de la iglesia constituyen los elementos verticales de la composición.

Hay un contraste por tanto entre la verticalidad de los cipreses y la horizontalidad predominante en el cielo estrellado.

De los cipreses dirá a su hermano,

“Los cipreses me preocupan siempre…..en cuanto a líneas y proporciones, es bello como un obelisco egipcio…es la mancha negra en un paisaje…..pero es una de las notas negras más interesantes, de las más difíciles de captar ….” (25 de junio de 1889).

Estos cipreses rompen la división entre lo celeste y lo terrenal. El gran ciprés del primer plano se convierte por tanto en el elemento unificador entre el cielo y la tierra.

Por tanto, la profundidad, no se construye basándose  en las leyes de la perspectiva tradicional sino a través de la oposición entre el ciprés del primer plano y el pueblo más pequeño del segundo plano.

En resumen, el ciprés del primer plano no sólo es elemento unificador, y referencia espacial, sino que junto con la torre de la iglesia son los que aportan estabilidad y equilibrio al dinámico cielo estrellado creando una composición más estable.

En el cielo el centro de interés se corresponde con la estrella más luminosa cercana al ciprés. El aura luminosa que envuelve la Luna, hace que ésta se confunda con un Sol.

Los astros se encuentran magnificados por una serie de círculos concéntricos que representan su luminosidad así como sus movimientos giratorios en su desplazamiento por el espacio.

Unas ondulaciones atraviesan el cielo de izquierda a derecha que representan la Via Láctea y la forma en espiral de las galaxias, hecho que hacía relativamente poco tiempo que había sido descubierto por algunos astrónomos.

Paralelo a las ondulaciones del perfil de los Alpes, aparece una banda plateada que, según Boime, podría representar las primeras luces del amanecer.

Existe diversas teorías respecto a la interpretación del cielo,

-algunos apoyan la interpretación bíblica, basandose en el episodio del Génesis (37,10) según el cual, José tiene un sueño con once estrellas, el sol y la luna (en el cuadro ambos aparecen unidos).

-El investigador español, José Navarro, defiende la teoría de la representación por parte del pintor de la constelación de Aries, visible desde el sur de Francia en las noches del 14 al 19 de junio de 1889, que es cuando se estima que se realizó la obra. Además, en estos días la luna estaba en cuarto menguante, al igual que La noche estrellada.

-Jose Luis Aragón y su equipo del Centro de Física Aplicada de la UNAM en un artículo en la revista Nature, determinaron que La noche estrellada tiene patrones de claro/oscuro que se acercan mucho a la estructura matemática con la cual se calcula en la actualidad la turbulencia de fluídos y gases, descrita por el ruso Andrei Kolmogorov, en 1940.

Por tanto, son dos las posibles interpretaciones,

-como regreso de Vincent a sus convicciones religiosas de juventud expresadas  como sacralización de la naturaleza: el ciprés  y la aguja de la torre de la iglesia unen simbólicamente la Tierra y el Cielo.

-Y como expresión de  sentimientos relacionados con lo eterno o cósmico.

Análisis formal

La línea  transmite una gran carga expresiva. Presenta variaciones, se enfatiza o modula. Se engrosa acentuando la direccionalidad y el sentido rítmico, sugiriendo planos o volúmenes .

Las líneas son predominantemente curvas. Expresan un movimiento ondulante, marcando recorridos visuales algunos más importantes que otros, como los que recorren el cielo, o las líneas sinuosas del ciprés del primer plano, y que se convierten en ejes direccionales.

Las únicas líneas rectas son las de los tejados de las casas. Los contornos de las casas del pueblo, están marcadas con gruesos trazos de tonos oscuros, igual que las montañas, que recuerdan la técnica del cloisonnismo (poner en contraste violento zonas de colores puros separadas con líneas muy acusadas causando un efecto que recuerda las vidrieras medievales) empleada por Gauguin y Bernard.

“Quisiera llegar a poner los colores como en los vitrales, y un dibujo de líneas fuertes”.

 El color juega un papel muy importante en la composición,

 “Para expresar la forma, me parece que se logra mejor con un colorido casi monocromo en el cual los tonos difieren principalmente en intensidad y valor…..Pero es importante estudiar cada color en sí mismo, en función de sus oposiciones, antes de que se pueda estar completamente seguro de que quedará armoniosos.”

El color no se corresponde con la realidad, sino con las emociones. El equilibrio de color afectará directamente a las sensaciones y las connotaciones que los colores predominantes (que desequilibran o tensan la imagen) producen en quien las contempla.

“Ocurre que no es un color localmente verdadero desde el engañoso punto de vista realista, sino un color sugestivo de una emoción cualquiera de ardor de temperamento”.(8 de septiembre de 1888).

Expresa los efectos de la naturaleza mediante la luz y el color,

“ Las mejores pinturas y justamente las más perfectas desde el punto de vista técnico, observándolas de cerca, están hechas de color uno al lado de otro y producen su efecto en la distancia”

Predominan los colores azul y amarillo en una sugerente gama que va desde las tonalidades más oscuras a las más claras, jugando así con colores complementarios.

“ (deseo)…equilibrar los seis colores esenciales, rojo-azul-amarillo-anaranjado-lila-verde”.

Hay un contraste entre la luminosidad del cielo y la oscuridad del pueblo.

El pueblo es azul como las montañas que Van Gogh pinta al fondo y esto da una sensación de quietud y silencio en la tierra.

“Continuamente estoy en búsqueda del azul.”

Mientras tanto, en el cielo, se produce una revolución de formas y destellos donde la luna  destaca en el cielo más amarilla que las estrellas que la rodean.

“Es muy bueno para la conservación de los colores que principalmente las partes luminosas de un cuadro estén solidamente pintadas” (4 noviembre 1885).

Ante estas palabras de Van Gogh es necesario destacar  el descubrimiento de un equipo científico internacional quien ha descubierto que la luz solar es probablemente la responsable de provocar una reacción química en el amarillo de cromo utilizado por pintor que provoca su transformación en un marrón apagado. Los resultados se han publicado en un artículo de la revista Analytical Chemistry.

El equipo, dirigido por expertos de Bélgica, Italia y Países Bajos, utilizó microscopía de rayos X supersensible en la Instalación Europea de Radiación Sincrotrónica (ESRF, Francia) y el Sincrotrón Alemán de Electrones (DESY), así como radiación infrarroja, electrones y rayos X en las universidades de Amberes (Bélgica) y Perugia (Italia) para desvelar el mecanismo que ha convertido con el paso del tiempo los amarillos brillantes de dos de las obras de Van Gogh (Vista de Arles con lirios y Ribera del Sena) y de otros artistas del siglo XIX en tonos apagados y difuminados.

Esta técnica forense no sólo demostró  la alteración que han sufrido los colores brillantes de las obras de Van Gogh,sino también de la intención simbólica de los mismos como expresión de los estados de ánimo del pintor.

A finales del s.XIX comenzaba a utilizarse el cromo en la fabricación de pinturas, especialmente para el color amarillo, y éste, al estar durante un tiempo expuesto a la luz solar, debido a la influencia de los rayos ultravioletas, se oscurece.

Según sus conclusiones, la luz del sol tan sólo penetra en la capa pictórica superficial pero es suficiente para provocar una reacción química que convierte el amarillo de cromo en un pigmento marrón.

Este descubrimiento supondrá un extraordinario paso para la conservación de las obras pictóricas, puesto que ahora ya se sabe que deben ser protegidas especialmente de la luz solar y los rayos ultravioleta. En palabras de Ella Hendriks, del Museo Van Gogh de Amsterdam, “este tipo de investigación vanguardista es clave para aprender más sobre el envejecimiento de las pinturas y su conservación para las generaciones
venideras”.

Ahora, el siguiente paso –como explica el doctor Janssens, director del estudio- será hallar una técnica que permita devolver los pigmentos de pintura a su estado anterior, es decir, natural.

La pincelada de Vincent en esta etapa seguía siendo pastosa y alargada. No hay planos de color, sino que éste se logra con infinidad de trazos de pincel.

La pincelada define el contorno, la estructura y la descripción interna de cada elemento, construyendo con esto el cromatismo.

Los trazos de las pinceladas son decididos y evidentes a simple vista, no sólo delimitando planos, objetos y superficies, sino también direcciones de la luz, e insinúando una atmósfera de gran carga energética.

Fuentes:

Ánalisis de La noche estrellada en el Blog de Marisa A. Cobas

La Noche estrellada al detalle Art  Proyect

Edición digital de Las cartas de Vincent Van Gogh

Sobre el Japonismo

Nueva teoría sobre la muerte de Vincent Van Goh

El Museo Van Gogh de Amsterdan

Video sobre la restauración de una obra de Van Gogh en el Museo de Arte de Cincinnati

Video sobre la degradación de los pigmentos amarillos

Acerca de vicolopez

Licenciada en Historia del Arte
Esta entrada fue publicada en Una obra al detalle. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La noche estrellada, V.Van Gogh

  1. VG dijo:

    Muy interesante trabajo! Me podrías decir la referencia bibliografica de la siguiente frase de Van Gogh?: “Lo que deseo, es que todo sea redondo y no haya de ningún modo ni principio ni fin en la forma, sino que haga un conjunto armonioso de vida.” Muchas gracias!

  2. 1q2w3e4r dijo:

    muy bueno me ayudo muchisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s